¿Cómo luchar contra el tabaquismo?

Numerosos estudios se han realizado sobre el tabaco en varias ocasiones y han revelado sus efectos por un lado en la salud de un fumador, y por otro lado de un no fumador que está expuesto a humo de cigarro. Para reducir la tasa de intoxicación por tabaco a nivel de población, los científicos proponen las siguientes soluciones.

Siga tratamientos individuales eficaces

Actualmente, existen diferentes métodos para combatir la adicción al tabaco. Entre ellos, encontramos la asesoría personalizada brindada por médicos, enfermeras, sucedáneos de la nicotina, incluyendo chicles, parches y tabletas, así como zyban (bupropion).

Más recientemente, ha surgido un método revolucionario basado en un suave tratamiento con láser. Esto solo se recomienda en una Clínica Antitabaco. Sus resultados son muy contundentes. Por tanto, es importante fomentar el uso de estos diferentes tratamientos y hacerlos lo más accesibles posible a las personas que los necesitan.

Prohibir el humo de tabaco en lugares públicos

Dar este paso ayudará a proteger a los no fumadores del humo de segunda mano. También motivará a algunos fumadores a dejar de fumar gradualmente porque tienen cada vez menos lugares para fumar libremente. Al negarnos a trivializar el consumo de cigarrillos, protegeremos a los jóvenes que tienden a modelar a los adultos que se entregan a esta práctica dañina.

Aumentar el precio de un paquete de cigarrillos.

Los estudios muestran que esta medida reducirá la cantidad de fumadores y reducirá significativamente la cantidad de cigarrillos consumidos, especialmente entre los adolescentes que a menudo tienen presupuestos limitados.

Sensibilizar a los fumadores y prohibir la publicidad del tabaco, incluso indirecta

La realización de campañas de sensibilización sobre las consecuencias nocivas del tabaquismo en la radio, la televisión y la distribución de carteles también puede ayudar a reducir la proporción de fumadores en la población. También será necesario prohibir todo tipo de publicidad del tabaco y garantizar que se respeten las salvaguardias (leyes) impuestas al tabaco. Y si es necesario, endurezca la ley sobre el uso de cigarrillos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *