Dejar de fumar con éxito con cigarrillos electrónicos

Dejar de fumar cigarrillos puede resultar bastante difícil. Sin embargo, una buena solución para hacer esto es compensarlo vapeando. Sin embargo, para lograrlo, es recomendable tener el comportamiento correcto y seguir las pocas recomendaciones que te enviamos.

Elegir el cigarrillo electrónico adecuado

En primer lugar, es fundamental que elijas el mejor cigarrillo electrónico. Muchos modelos están disponibles en el mercado y todos tienen sus propias características que puedes encontrar en detalle en https://www.cigaretteelec.fr. Estos están sobre todo definidos por las distintas partes que lo componen. Por ejemplo, el depósito, en el que debes verter el e-líquido, y la batería son muy importantes, especialmente en el contexto del destete. De hecho, deben durar todo el día.

De lo contrario, ya no podrá usarlo y tendrá que fumar otro cigarrillo. Además, también debes tener en cuenta su resistencia. Su poder es importante ya que influye en el poder necesario para que el e-líquido se vaporice y las sensaciones de vapeo.

Elegir el e-líquido adecuado

Si tienes que elegir el e-cigarrillo que mejor se adapte a tus necesidades, también es fundamental elegir el e-líquido adecuado. Para este, debes estar interesado en dos cosas. El más importante es el nivel de nicotina que contiene. De hecho, debe ser lo suficientemente alto como para evitar que sienta la sensación de carencia. Lo ideal es empezar con una tasa bastante alta y bajarla gradualmente.

Sin embargo, esta caída no debe ser demasiado rápida, de lo contrario tendrá antojos y comenzará a fumar nuevamente. Además, hay muchos sabores de e-líquido. Debes elegir el que mejor te funcione teniendo en cuenta que es un sabor que tienes que aguantar durante todo el día. Por tanto, puede resultar interesante, al menos inicialmente, evitar los sabores demasiado exóticos.

No lo asocie con los cigarrillos.

Si bien puede parecer obvio para algunos, es importante dejar de fumar antes de comenzar a fumar cigarrillos electrónicos. En la mayoría de los casos, reconciliar los dos corre el riesgo de terminar mal y corre el riesgo de volver a fumar. Además, si solo está vapeando, hay muy pocas posibilidades de que vuelva a fumar con regularidad. Finalmente, si pudieras reconciliar los dos, seguirías siendo adicto al tabaco e inhalarías sustancias muy peligrosas.

Vapear debería ser divertido

Incluso si sigue todas nuestras recomendaciones al pie de la letra, es posible que le resulte difícil conformarse solo con los cigarrillos electrónicos. Por lo tanto, es esencial que experimente satisfacción al usar cigarrillos electrónicos. Esto puede provenir en particular de la sensación que uno siente cuando el humo permanece en la boca, que es la verdadera fuerza de un cigarrillo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *