MySpiroo le permite controlar su asma con un teléfono inteligente

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias que afecta a los bronquios y se manifiesta por obstrucción bronquial reversible e hiperreactividad bronquial, que en la práctica da lugar a episodios recurrentes de tos, sibilancias y dificultades respiratorias.

Su prevalencia creciente se estima actualmente entre el 6% y el 8% en adultos, pero probablemente más porque el asma suele estar infradiagnosticado. La enfermedad también existe en bebés y niños.

El seguimiento de su asma a través de su teléfono inteligente pronto será posible gracias a MySpiroo.

El concepto de MySpiroo

El dispositivo médico habitual para el asma, el medidor de flujo máximo, es bien conocido por los asmáticos ya que permite en caso de crisis tener una idea precisa de la gravedad de esta última y, en ausencia de crisis, si se hace con regularidad, da una idea de la calidad de la respiración del paciente
El valor obtenido por este dispositivo es el «flujo espiratorio máximo» (DEP) o en inglés flujo máximo.
El valor de usar DEP en el asma es reconocido por la comunidad médica internacional y se incluye en las últimas recomendaciones de GINA 2012.

Para medirlo conviven dos tipos de dispositivos: los clásicos y los electrónicos, cada vez con modelos más o menos compactos y más o menos sofisticados.

MySpiroo le permite rastrear su asma con un teléfono inteligente # 2

Fruto de la colaboración entre el doctor Dr. Lukasz Koltowski y el diseñador Peter Bajtala, MySpiroo fabrica medidores de flujo máximo electrónicos.

Su tamaño y funcionalidad básica son comparable a un medidor de flujo máximo electrónico convencional.

La diferencia, y de tamaño, reside en la Conectividad por jack o pronto inalámbrica a través de Bluetooth que le permite conectar el dispositivo a su iPhone y que, como resultado, abre todo un abanico de funcionalidades adicionales: presentación gráfica estética y significativa, resumen de las mediciones realizadas, consulta de los datos registrados en la memoria del teléfono posible a posteriori para ser analizados por un médico.

En definitiva, es muy posible que estos datos se transmitan automáticamente de forma remota a un médico, lo que sería útil por ejemplo durante un ataque de asma para saber si acudir a urgencias o no.
Y para ir más allá, ¿por qué no imaginar que la aplicación junto con el dispositivo de medición está equipada con una inteligencia artificial capaz de asesorar a los pacientes en su tratamiento en función de las mediciones realizadas? Este ya es el caso. para la diabetes y la aplicación desarrollada por Sanofi-Aventis se llama Diabeo.

Mejor aún, El equipo de desarrollo del dispositivo planifica una función de recopilación anónima de los datos recopilados. : combinando todas las medidas de DEP con la geolocalización, los datos alergológicos y la calidad del aire, será posible definir “áreas de riesgo” reales para los enfermos de asma.

Extraño paralelo pero muy hablando, si solía informar sus radares a la comunidad a través de Waze o Tomtom u otro, ahora, si tiene asma, será posible informar «zonas de peligro» a otros asmáticos.

Una sola medición no será suficiente para disparar la alerta, obviamente es un conjunto de mediciones realizadas por varios usuarios y observadas en una misma región que validarán la alerta.
Para los desarrolladores, se trata de configurar un «mapa de asma» real en tiempo real.

Su desventaja, como cualquier dispositivo médico conectado, es la batería que puede fallar, que plantea un problema en una situación de emergencia.

Por eso recomendaré este producto. solo además de un modelo más clásico.

Finalmente, la hoja de presentación sigue siendo evasiva sobre todas las funcionalidades del producto.
Además del medidor de flujo máximo, un espirómetro portátil es muy útil en el manejo del paciente asmático.

No se menciona claramente la presencia o no de una función de espirómetro. Si este es el caso, la herramienta adquiere una dimensión adicional y podría formar parte del kit de diagnóstico de un médico generalista o neumólogo.

Según los creadores, se está preparando una versión Pro dedicada al médico, pero de momento no hay más información.

Una herramienta muy clásica en el diagnóstico de la gravedad y la monitorización de pacientes asmáticos, el caudalímetro máximo clásico está en proceso de revolución.

Además de la simple conexión al iPhone, en mi opinión, la verdadera ventaja de este concepto es probablemente el sistema de recolección de datos anónimos que permite generar alertas globales en tiempo real, lo que es extremadamente prometedor.

¿Revolucionario? Sí, la era de la medicina conectada está en marcha …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *